El eneatipo 4 social, la sirenita quejumbrosa

Ya hablé de los dos subtipos del eneagrama 4, el sexual y el conservación, Claudio Naranjo lo denomina al tercer subtipo, el social, la sirenita quejumbrosa, aquí es donde la pena reside y la pena se manifiesta, olvidándonos que dar pena, en la mayor parte de los casos es dar lo peor de nosotros mismos.

Aquí el 4 es “débil” necesita ser rescatado, la víctima, toma una pose lastimosa para llamar la atención, como una princesa en su castillo, incapaz de bajar unas escaleras para encontrar su libertad.  Su mirada es de ruego, súplica. Aquí el cuerpo es más oral, más debil, fragil y menos cargado. Para mí el eneatipo 4 es la belleza de la fragilidad. Es hacerse único, como una figura de cristal, quizás no bonita pues es raro que un 4 se sienta bello, pero sí llamativa, sobre un pequeño pedestal del que no puede bajar, se rompería, a mí como sexual, suelen ponerme nervioso, su debilidad manifiesta, su ruego, su suplica… hacen surgir en mi el odio.

Según Ichazo tienen la vergüenza como otro motor. Sanar pasa por darse cuenta de la propia fuerza, de utilizar la energía de la pena en algo más productivo: en hacer, no tanto en sentir, dado que sentir lo vamos a hacer como 4 sí o sí. No nos olvidemos que el 4 sana en el 1, el “hacedor”. En mi opinión todo es energía, la pena es otra forma y la energía la podemos emplear en otras más productivas, tampoco se trata de algo milagroso y creo que pasa por la meditación y el ser consicente de las emociones y pensamientos.

En el libro de Claudio Naranjo, apuntan a la meditación  y al teatro como formas de superar la vergüenza.

Asimismo este 4 tiende a la soledad y no nos olvidemos que en el ser humano es un ser social, necesitamos relacionarnos y las tareas grupales serán muy buenas para este subtipo.

Es importante para el 4 social darse cuenta del autosabotaje, el de no parar en ningún trabajo, ninguna relación, para seguir perpetuando el papel de víctima, esto es una droga dura, como para el 4 en general lo es la  comparación y nostalgia (cualquier tiempo pasado fue mejor) y una buena clínica de desintoxicación es asumir la responsabilidad de los actos, no desde la culpa, pero sí desde la idea de que si no somos responsables de los actos, estamos como un barco en medio del océano, a la merced de los vientos y estos no siempre son favorables.

Un buen ejemplo de enatipo 4 social, para mí sería Edit Piaf o María Calas, un patito feo físico pero capaz de embelsar a todo el mundo con su voz, que era al fin un grito de auxilio, no hay nada más 4 que un aria de ópera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s