Dramatismo

Me resulta difícil darme cuenta antes de que salte el dramatismo o la exageración, es como encender una mecha que me resulta complicado apagar antes de que llegue la explosión, incluso a veces me genera ansiedad el saber que la mecha se ha encendido y ni siquiera soy capaz de apagarla. Ahora tengo que ir al dentista y me planteo más problemas, me los imagino, como con las encías van a necesitar un curetaje o que me la van a tener que extraer una muela incluso cosas que prefiero no seguir dando vueltas, quedándome en una idea dolorosa. Ayer tarde estaba llamando a dentistas para ver si puedo adelantar la cita que tengo el martes que viene.

Anoche por fin volví a la meditación, me resulta complicado, mi cabeza va muy rápida con un montón de pensamientos, me resulta más fácil el hoponopono, porque el repetir sin parar algo, hace que solo pueda hacer eso.

Hace un par de meses, tuve una mayor conciencia de esto, antes de empezar a “delirar” (término exagerado) si me daba cuenta y me decía a mi mismo “otra vez el personaje dramático” y me observaba era una forma en la que si bien sufría, el sufrimiento era inferior. No sé que ha cambiado desde entonces, pero algo lo ha hecho, porque he perdido parte de esa conciencia, supongo que esto del crecimiento personal, no es lineal, ni siempre hacia delante.

Lo curioso es que cuando tengo referentes cercanos en circunstancias realmente dramáticas, un buen amigo de uno de los mejores que tengo, tiene un cáncer complicado, su familia es su hermana, que también lo tiene, piensas ¿cómo es esto posible?. Pero me sigo obsesionando con mis problemas, que son bastante más triviales  pero le pongo esa capa de mentiras, que son las exageraciones y suposiciones terribles y ahí sigo enganchado, a una droga dura, que se llama sufrir. He tardado mucho en darme que soy mentiroso, fue en una sesión de sicoterapia, decir que “todo me sale mal” es directamente una mentira, “que solo sufro” es otra, es una mentira que provoca sufrimiento ( los todo, nada, siempre, nunca, suelen ser mentira).

Una de las cosas que me gusta es la simbología del tarot, he cogido una carta y me sale el 10 de copas, una familia feliz mira hacia arriba, un arco iris de copas. Quizás sea también mi sensación de perfeccionismo lo que me fastidia, es lo que me dice esa carta, un entorno idílico, esa búsqueda de lo perfecto, que es otra mentira, porque no va a existir y menos cuando mi tendencia como 4, es a aquello que me falta. A pesar de que la carta representa felicidad, yo veo que la pareja es heterosexual y encima da la espalda…. Cosas de ser un 4. Menos mal que de esto ya si empiezo a reírme.

10 de copas

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s