El eneatipo 4 en el amor

El eneatipo 4 en el amor

Este es un tema complicado en cuanto a una persona con eneatipo 4 se refiere. Primero quiero dejar claro que el eneagrama no es un sistema como el horóscopo donde Géminis es compatible con Libra, no hay números compatibles con otros, si bien en mi experiencia si veo algunas atracciones.

Una verdad para mí: Como 4 solo estaré completo cuando haya encontrado el amor. Esto es una estupidez lo sé, a nivel teórico sé, que soy una naranja completa, pero lo tengo tan integrado como que Primark es alta costura. Así que siempre he andado buscando el amor, ese amor verdadero, de cuento de hadas, de Madame Bovary, ese beso que me despierte de este sueño ¿pesadilla? eterna que estoy viviendo.

Yo como 4 me siento atraído por  los 7, para mí es normal, un pesimista catastrofista ve a un optimista despreocupado y pummm, más que flechazo, cañonazo, (aunque el 7 Social, el de salvemos al mundo, me desquicia bastante). De hecho  varias parejas o intentos de las mismas han sido 7, ¿quién quiere estar en la mierda cuando puede irse a un parque de atracciones con la diversión asegurada?

Qué es lo que viene después, que el 7, seductor por naturaleza, no va a estar mucho tiempo fijándose únicamente en mí y aunque no hablo de infidelidad, una de sus fijaciones es seducir, sentir que gusta, por lo que empieza el baile, yo con autoestima baja, me cabreo y me engancho, pensando que puedo cambiarlo (tras varios años de sicoterapia no he conseguido cambiar muchas cosas en mí, como para cambiar a otra persona) y me frustro, pero sigo ahí, anhelando lo imposible, de hecho si lo consiguiese, perdería el interés, pero esto con el 7 no pasa, nunca lo conseguimos completamente,  por lo que estamos siempre ahí. Como Madame Bovary capaz de dejarlo todo porque este es el amor verdadero. Consejo, si estás con un 7 o te planteas una relación abierta o que vaya a sicoterapia.

Este es el único consejo que daría: evitar a este eneatipo 7, porque parecen los rescatadores,  pero no nos  pueden rescatar, además, tendemos a transferir nuestra responsabilidad (es el sicoterapeuta el que tiene que hacer que yo sea feliz, no yo) lo cual es un cóctel explosivo, porque cuando termine la relación, si es que decidimos terminarla y no aguantar más a Peter Pan, nos vamos a sentir bastante mal, pero cuidado, aquí tenemos una herramienta muy poderosa, ya estamos en el infierno de forma habitual, porque sabemos como gestionar el dolor y el sufrimiento, de hecho, en mi caso, después algún 7 ha querido volver, pero si bien no es que lo haya maltratado, he decidido no volver con ellos.

Seguiré en otro post con este tema 🙂

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s